La Romanización de Mallorca

 
La Romanización de Mallorca

Corría el año 123 a. C. cuando una flota de barcos romanos, conquistó la isla de Mallorca. Estos implantaron una nueva organización política y también administrativa. Implantaron una nueva regulación entre los pueblos y las personas que denominaban, derecho romano. Una lengua y escritura en latín, una economía monetaria y una adaptación a las costumbres y a las creencias romanas.

Poca resistencia pudieron oponer los bravos guerreros de aquel tiempo, conocidos por “foners” ante aquella invasión que trajo tras de sí a más de 3.000 colonos que procedían de la Tarraconense.

Aquellos romanos pronto fundaron ciudades como Pollentia y como Palma, con un preciso trazado de calles perpendiculares, a partir de dos de esas que eran las principales ya las que denominaban: decumanus y cardo.

Posiblemente en aquel tiempo, Pollentia debía ser una de las ciudades más importantes  de las conquistadas por los romanos en el Mediterráneo, ya que además de casas de de los señores ricos, disponían de agua corriente, de teatros de gimnasios y de plaza pública, rodeada de edificios arquitectónicos importantes.

 

Historias de Mallorca